6 creencias que debes interiorizar para dirigir tu empresa con éxito

Mentalidad empresarial

Hay 6 creencias imprescindibles que debes interiorizar cuanto antes si quieres lograr la mentalidad empresarial que necesitas para dirigir tu empresa con éxito.

Si quieres saber cuáles son, sigue leyendo porque te las cuento.

 

 

La mentalidad empresarial es imprescindible

Prácticamente todos los empresarios, y en especial los más nóveles, llega un momento en que se encuentran con un tope a la hora de desarrollarse y de desarrollar sus empresas, que es provocado por ellos mismos, y que es consecuencia de tener una serie de creencias limitantes que les dificultan e incluso les impiden avanzar.

Y el problema más grande ni siquiera es eso, sino que, lo peor, es que no son conscientes de ello porque son creencias y conocimientos que adquirieron muy anteriormente, debido, seguramente, a las experiencias vividas o al entorno que les rodeaba.

Y es que, has de asumir que por muy bien capacitado que estés para dirigir tu negocio, si no tienes la mentalidad correcta para afrontar el día a día, llegará un momento en que tu vida como empresario dejará de hacerte sentir bien.

Porque aunque sí puede que consigas que tu empresa funcione correctamente y que tú ganes dinero, lo más seguro es que no te sientas todo lo feliz que deberías.

Y créeme que no hay nada más angustioso que pelear con todas tus fuerzas por conseguir algo, y cuando lo has logrado, o lo estás logrando, darte cuenta de que no era eso lo que querías.

Por eso, antes de intentar desarrollar tu empresa, lo que has de hacer es reprogramarte y convertir tu mente en la mente de un verdadero empresario.

Pues gracias a esa reprogramación, lo que lograrás es ser capaz de ver las cosas y, en especial tu empresa, de un modo muy diferente que te permitirá, no solo poder tomar decisiones más acertadas, sino que, además, lo que consigas sí irá más en la línea de lo que quieres. 

Aunque una cosa sí que has de tener muy clara, y es que para que esta reprogramación funcione y te sirva para algo, es fundamental que quieras hacerla, porque ni yo, ni absolutamente nadie que no seas tú mismo, va a conseguir que la tengas a base de obligarte.

 

Las 6 creencias que deberías interiorizar

Para ir adquiriendo esta mentalidad que necesitas, uno de los primeros pasos que has de dar, es el de ir interiorizando una serie de creencias, que lo que harán es ayudarte a la hora de conseguir ese nuevo yo en el que necesitas convertirte, y con el que podrás conseguir conducir tu vida, y por supuesto tu empresa, por el camino de éxito que tú mismo hayas definido. 

Estas creencias en realidad son muy simples y, seguramente, las habrás pensado en alguna ocasión, aunque sólo sea de pasada. 

Pero tenerlas bien interiorizadas te dan un plus que, sin apenas darte cuenta, te hacen ver las cosas de una manera más acorde a lo que necesitas para alcanzar lo que buscas y, por lo tanto, actuar en consecuencia.

 

1ª Creencia: Tú no lo sabes todo

Porque si crees que ya lo sabes todo, te va a resultar realmente difícil aprender cosas nuevas, pero sobre todo, el visualizar nuevas posibilidades en cualquier sentido.

Por eso, has de hacer el esfuerzo por intentar verlo todo con los ojos de aquel que ve las cosas por primera vez.

Y procurar mantener siempre la actitud de aprendizaje continuo, evitando la típica frase de “esto ya me lo sé”, cuando te topes con temas con los que estés familiarizado, porque eso sólo hará que bajes tu nivel de atención y corras el riesgo de no retener, o ni siquiera captar bien, todas aquellas experiencias que vivas.

 

2ª Creencia: Saber más cosas no te va a dar más poder

Es decir, que tener cultura, y cuanta más mejor, no cabe duda de que es maravilloso y que yo te lo aconsejaré siempre.

Pero, desde el punto de vista del desarrollo de tu empresa, solamente es verdaderamente válida aquella información que te pueda servir para algo.

O sea, que hacerte experto en, por ejemplo, tributación, podría estar muy bien si para tu negocio o para la profesión que explotas es necesario.

Pero si no es así, la verdad es que no tiene demasiado sentido, porque este es un tema que perfectamente podrías delegar a determinados profesionales para que lo gestionen por ti.

Que esto no significa que no debas leer e informarte sobre ello, pero basta con lo suficiente como para que puedas entenderlo. 

Y, en cambio, céntrate en aquella otra información que de verdad puedas o debas utilizar a corto o medio plazo, para ti o para tu empresa.

Porque, al final, da igual cuánta información seas capaz de retener porque sólo podrás utilizar aquella que de verdad te sirva para tus fines.

 

3ª Creencia: No se puede negociar el precio del éxito

El éxito está compuesto básicamente por todas o alguna de las siguientes variantes: Tiempo, Esfuerzo y Dinero.

Y, por lo tanto y, asumiendo que absolutamente todo tiene un precio y que el éxito no es menos, has de estar dispuesto a no negociar con él y abonar lo que te pida.

Siendo lo mínimo que te va a pedir, al igual que cualquier otra cosa que quieras, el del tiempo que vas a necesitar para obtenerlo.

Por lo que, si no estás dispuesto a invertir el tiempo, a aportar el esfuerzo y/o a pagar el dinero necesario para obtener aquello que quieras, te va a resultar muy difícil, por no decir imposible, que lo logres.

 

4ª Creencia: Todos estamos vendiendo continuamente

Aunque en algunas ocasiones sea difícil de ver, vender es una constante en las personas.

De hecho, es tan así, que desde que por las mañanas eliges qué ropa vas a ponerte, ya estás vendiendo. Porque inconscientemente quieres que los demás te compren la imagen que quieres dar, y que esta será más o menos acorde y adecuada a lo que quieres conseguir en función de la consciencia con que lo hagas.

Y, de igual modo, también están vendiendo las madres cuando intentan convencer a sus hijos de que han de comer verduras, los curas cuando dan la misa, o el parado que está buscando trabajo.

Y esto es así porque, es un hecho que las propias personas somos un vendedor y un producto a la vez. Y asumirlo e interiorizarlo, te ayuda a salir a la calle con una mentalidad bien distinta, que te hace ver con otros ojos el comportamiento humano.

Por lo que, si tú eres de esos que piensa que vender no te gusta, ya puedes ir quitándotelo de la cabeza, porque basta que te pares un segundo a reflexionar para darte cuenta de que lo haces a todas horas.

Y la única diferencia en el resultado que obtengas será la consciencia que le pongas.

Por ello es importante que aprendas a hacerlo cuanto antes y, también, que sepas promocionarte.

Pero, sobre todo, que lo hagas conscientemente, pues suele ser más fácil que el éxito lo consigan aquellos que son conocedores de lo que están haciendo a cada paso.

 

5ª Creencia: Tú eres el único responsable de todo lo que te pasa

Has de asumir desde ya, que cualquier cosa que te ocurre es consecuencia, directa o indirectamente, de una decisión tuya. Incluidas aquellas externas que parece que nada tengan que ver contigo ni con tu control. 

Y cuanto antes asumas esto, antes serás capaz de progresar y dominar tus actuaciones y las circunstancias que te rodeen.

Así que, deja ya de culpar de todo lo que te ocurre a los políticos, al tiempo, a tus empleados, a los funcionarios, al tráfico, o a lo que sea.

Porque si no, lo único que estarás haciendo es reconocer que no tienes absolutamente ningún control sobre tu vida y que básicamente eres una marioneta cuyos hilos controlan los demás.

Por lo tanto, asume tu responsabilidad, actúa en consecuencia, y sé tú mismo siempre quien dirija tu vida y tu negocio.

 

6ª Creencia: Detrás de todo problema siempre hay una oportunidad

Esta, una de esas creencias indispensables si no quieres hundirte a las primeras de cambio, pues los problemas en los negocios son una constante del día a día.

Y de lo que se trata es de que seas capaz de ver todo lo que ocurra con una actitud positiva, para que puedas sacar las oportunidades ocultas, y así obtener beneficio de lo que en principio parezca que sólo va a causarte pérdidas.

Y estate seguro de que, a partir del momento en que controles esta creencia, casi que estarás deseando que surja algún problema para ver cómo puedes mejorar.

 

Conclusión

Y ya está, estas son las 6 creencias a las que idealmente deberías acercarte todo lo que puedas, pues te ayudarán a ver tu vida con otros ojos, y te ayudarán a convertir en éxito cualquier cosa que emprendas.

Por eso, mi recomendación es que te las aprendas de memoria y las interiorices cuanto antes. Porque cuanto antes lo consigas, antes podrás ver con otros ojos tu negocio y tu vida en general.

 

Si crees que esta información podría ser de valor para cualquier otra persona, échame una mano a hacérsela llegar compartiéndolo en tus redes sociales.

Y te invito a que me dejes un comentario y me cuentes qué piensas tú de esto de la mentalidad empresarial.

Hasta la próxima.

Si te ha gustado, ¡compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete a la newsletter si quieres recibir más contenido como este en tu email!

¿Quieres aprender a delegar?

Si la falta de tiempo es la razón por la que no te estás formando todavía, accede SIN NINGÚN COMPROMISO al curso para aprender a delegar

Accede a tu cuenta

Aprende a delegar eficazmente

Introduce tu nombre y tu correo para acceder a la lección GRATUITA

¿Te vas porque no tienes tiempo?

Mejorar como empresario te va a llevar apenas unos minutos

Échale un vistazo a la lección gratuita para aprender a delegar y libérate para mejorar tu capacitación, para descansar, o…

¡para lo que quieras!

¡Quiero apuntarme al taller!

¿Quieres saber cómo marcar objetivos que se cumplan?

Descárgate la GUÍA PARA MARCAR OBJETIVOS y aprende paso a paso cómo marcarlos y cómo crear el plan de ejecución necesario, para que conseguir aquello que te propongas sea más fácil.