ūüíä El fantasma de la tesorer√≠a

Hace unos meses me contrat√≥ un empresario del sector transportes, al que vamos a llamar Carlos, porque seg√ļn √©l¬†ten√≠a un problema de organizaci√≥n.

Algo que como verás a continuación, no tenía nada que ver.

Carlos me contaba que ten√≠an mucho trabajo y¬†facturaban mucho dinero (+ 3 millones al a√Īo), pero que la empresa se le iba de las manos porque no consegu√≠a estabilizarla a nivel econ√≥mico.

En este caso, estabilizarla significaba poder pagar a todos los proveedores a tiempo y conseguir una nómina decente.

Porque desde hacía un tiempo se pasaba la vida negociando con proveedores para aplazarles los pagos.

Y su propia n√≥mina apenas¬†rondaba los 1500‚ā¨ al mes, que adem√°s¬†no todos los meses pod√≠a cobrarla.


La verdad es que así, de primeras, lo que más raro me parecía es que sólo pudiera cobrar esa nómina, y no todos los meses, facturando más de 3 millones.

Pero las cosas raras en las empresas y con los empresarios son una constante en mi trabajo.

Y el hecho de facturar mucho no implica que se gane mucho.

Así que empezamos a analizar la situación a ver dónde estaba el problema.


En el proceso de análisis, los motivos que Carlos alegaba que eran los que causaban esta situación, se resumían en 2:

1- Que los costes de combustible estaban subiendo muchísimo, pero él no podía subir los precios a sus clientes, porque eran éstos los que marcaban las tarifas.

2- Que las nóminas de los empleados eran muy altas, pero no trabajaban todo lo que podrían.


Así que de primeras, nos ponemos a trabajar sobre estos motivos, porque eran los que Carlos quería solucionar.


Prácticamente enseguida me doy cuenta que los problemas reales de la situación de la empresa de Carlos no eran estos que él creía.

Porque aunque sí ayudaban a empeorar la situación y había que solucionarlos, no eran los causantes.

Las nóminas no eran tan altas como él pensaba, y los empleados no vivían del cuento.

Y lo de no poder subir los precios…pues bueno, era m√°s una creencia que √©l ten√≠a en su mente.

Pero estos temas los trataremos en próximos emails, porque tienen tela.


Mejor vamos a centrarnos en el problema real que causaba la situaci√≥n, y que Carlos, como otro buen pu√Īado de clientes a los que he mentorizado,¬†no hab√≠a sido capaz de identificar.

Todo part√≠a de que no ten√≠a absolutamente ning√ļn¬†control de la tesorer√≠a.

√Čl hac√≠a sus cuentas cada mes para saber si ganaba o perd√≠a, pero las hac√≠a al estilo de la vieja.

Es decir, sumaba la facturación y restaba los gastos, y si el resultado era positivo, pues daba por sentado que estaba ganando dinero.

Lo que pasa, es que él cobraba como máximo a 30 días, pero pagaba a 90 días.

Y eso le hacía pensar que ganaba mucho dinero porque veía las cuentas del banco a rebosar.


Esta falsa realidad le llevó a invertir en más y mejores camiones, en una nave más grande, e incluso en otro negocio distinto.

Y todo fue bien al principio.

Hasta que la rueda de pagos se inició y no tenía dinero para hacer frente.


Su primera solución fue pedir una póliza de crédito porque pensó que era un problema puntual que se solucionaría en un par de meses.

Además, en el banco le aconsejaron que era la mejor opción.

Pero como seguía sin controlar la tesorería, esto empeoró la situación.

Porque como él seguía creyendo que el problema era puntual, al volver a tener disponible, en vez de guardar para el futuro, pues continuó invirtiendo para seguir creciendo.


Al cabo de un tiempo, pues tuvo que pedir una ampliación de póliza para poder seguir pagando.

Después llegó la negociación con proveedores para aplazar pagos.

Y al final, la devolución de recibos.


El problema de base lo solucionamos con una simple hoja de c√°lculo.

Que aunque no arreglaba la situación en la que se había metido, sí que le daba la información mínima necesaria para saber dónde estaba su dinero, y cuánto era el disponible real que tenía.

Algo que ya era un paso de gigante.

Lo dem√°s ya es un trabajo que requiere de m√°s tiempo y un buen pu√Īado de¬†cambios a todos los niveles.


La conclusi√≥n de todo esto, es que gestionar una empresa no es un trabajo f√°cil. Pero se complica a√ļn m√°s si ni siquiera sabes en lo que tienes que fijarte.

Y aunque el marketing, las ventas y todo eso es muy importante, la gestión del dinero es básico si no quieres tener problemas.

Porque estoy harto de ver empresas que podrían tener mucho éxito, pero que por falta de conocimientos de su propietario, se van al traste.


Y de poco te sirve tener las herramientas adecuadas si no sabes usarlas correctamente.

Porque Carlos disponía de un potente programa de facturación y de un contable.

Pero el programa lo usaban básicamente para hacer las facturas y no le sacaba todo el partido posible.

Y el contable se dedicaba √ļnicamente a hacer la contabilidad y presentar los impuestos, pero no le daba la informaci√≥n que necesitaba para gestionar el d√≠a a d√≠a.


Todo esto está muy resumido, porque podría dar hasta para escribir un libro.

Pero¬†lo que t√ļ tienes que sacar de aqu√≠¬†por la cuenta que te trae, es que si no quieres ser un Carlos, tienes que evitar dejarte llevar por los cantos de sirena del dinero¬†y controlar la tesorer√≠a.

Da igual que lo hagas en una libreta, en una hoja de c√°lculo, o en el programa m√°s potente que puedas encontrar.

Pero hazlo exhaustivamente.

Porque no saber exactamente cuánto tienes y cuándo lo vas a tener, te puede hacer tomar decisiones de las que quizá te tengas que arrepentir.



Disfruta del día!

Rafa Valero

P.D. РSi estás pasando por una situación parecida y quieres que te ayude a solucionarla, ya sabes que puedes contar conmigo.
https://negociosperfectos.net/servicios/

ūüíä

Recibe GRATIS cada día en tu email una píldora de productividad

Consejos, reflexiones, buenas pr√°cticas y experiencias para mejorar tu empresa

Suscribirse es gratis, y darse de baja es muy f√°cil

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en ActiveCampaign, proveedor de email marketing. ActiveCampaign también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley.

Cada día que no estás suscrito es un consejo que te pierdes

Y nunca se sabe en cuál de ellos va a estar esa perla que necesitas y que podría cambiarlo todo

Si quieres compartirlo, da clic en la opción que prefieras

Email
Twitter
LinkedIn
Facebook

Cada día envío una píldora con ideas y estrategias de productividad

Suscríbete para recibirlas

Accede a tu cuenta

¬ŅQuieres saber c√≥mo marcar objetivos que se cumplan?

Desc√°rgate la GU√ćA PARA MARCAR OBJETIVOS y aprende paso a paso c√≥mo marcarlos y c√≥mo crear el plan de ejecuci√≥n necesario, para que conseguir aquello que te propongas sea m√°s f√°cil.