💊 Me convertĂ­ en empresario porque me engañaron

La primera empresa que monté se dedicaba al transporte urgente.

Y la monté de eso, porque yo era mensajero en una importante empresa nacional, y era muy bueno en lo mío. Repartía sobres y paquetes con una soltura espectacular.

Aunque debo decir que vivĂ­a en una ciudad muy pequeñita y eso facilitaba las cosas 😉


Pero no la monté porque yo siempre hubiese querido ser empresario. 

Ni porque me hubiera quedado sin trabajo y no encontrase ningĂșn otro empleo.

Tampoco fué porque no quisiera tener un jefe que me mandara todo el rato.

Y desde luego no fué por el ansia de ganar mucho dinero, porque con lo que ganaba de mensajero me era mås que suficiente para mis apenas 20 años.


Yo monté mi primera empresa porque me engañaron.

Y me engañaron literalmente.

Un buen día, un compañero me dijo que iba a dejar la empresa en la que trabajåbamos y que se lo iba a montar por su cuenta. 

TenĂ­a pensado crear su propia empresa de mensajerĂ­a y yo podrĂ­a ser su delegado en mi ciudad.

Yo le contesté que de repartir paquetes sabía suficiente, pero que de llevar una empresa no tenía ni idea.

Y a eso Ă©l me respondió
¡Bah, es muy fĂĄcil!

Y le creĂ­.

La verdad es que en aquel momento ni me parĂ© a pensar que Ă©l jamĂĄs habĂ­a sido empresario, y que su Ășnica experiencia era en lo mismo que yo, pero con unos cuantos años mĂĄs.

Yo sólo me dejé llevar por el deslumbrante brillo de lo que me proponía.


Pronto descubrĂ­ que ser muy bueno repartiendo paquetes me iba a ayudar bien poco a conseguir que mi empresa funcionara y creciera.

No tenĂ­a ni idea de nĂșmeros, finanzas, contabilidad


Las ventas se me daban fatal, y los Ășnicos clientes que conseguĂ­a era o por amistad, o aquellos que sabĂ­an lo efectivo que era repartiendo sus paquetes y confiaron en que lo harĂ­a igual de bien por mi cuenta, pero ahorrĂĄndose un buen dinero.

Digo ahorråndose, porque como la mayoría de los empresarios cuando empiezan, yo también creí que teniendo tarifas mås bajas iba a vender mås.

Aunque estos clientes enseguida dejaban de darme paquetes que enviar en cuanto se dieron cuenta que el ahorro no compensaba la falta de buen servicio.

En cuanto a los empleados
aaayyyy los empleados, menudo desastre.

Si me portaba bien con ellos, me vacilaban. Y si era duro, se marchaban.

Y lo de la soledad del empresario se me hacĂ­a insoportable. Mi familia no me entendĂ­a. Mis amigos no me entendĂ­an. Y en ocasiones, ni yo mismo me entendĂ­a.


Esta primera empresa, aunque logré mantenerla unos cuantos años, al final fue la que provocó mi primera ruina.

Y sabiendo lo que sé hoy, lo que me extraña es que consiguiera soportarla tanto tiempo.

Te aseguro que hubiera dado mi brazo izquierdo por tener a quién preguntarle todo lo que no sabía.

Aunque si te soy sincero, la verdad es que ni siquiera sabĂ­a lo que no sabĂ­a.


Disfruta del dĂ­a!

Rafa Valero

P.D. – Mañana mĂĄs.

💊

Recibe GRATIS cada dĂ­a en tu email una pĂ­ldora de productividad

Consejos, reflexiones, buenas prĂĄcticas y experiencias para mejorar tu empresa

Suscribirse es gratis, y darse de baja es muy fĂĄcil

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos estån seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serån guardados en ActiveCampaign, proveedor de email marketing. ActiveCampaign también cumple con el RGPD, así que todo estå protegido y amparado por la ley.

Cada dĂ­a que no estĂĄs suscrito es un consejo que te pierdes

Y nunca se sabe en cuĂĄl de ellos va a estar esa perla que necesitas y que podrĂ­a cambiarlo todo

Si quieres compartirlo, da clic en la opciĂłn que prefieras

Email
Twitter
LinkedIn
Facebook

Cada dĂ­a envĂ­o una pĂ­ldora con ideas y estrategias de productividad

SuscrĂ­bete para recibirlas

Accede a tu cuenta

ÂżQuieres saber cĂłmo marcar objetivos que se cumplan?

Descárgate la GUÍA PARA MARCAR OBJETIVOS y aprende paso a paso cómo marcarlos y cómo crear el plan de ejecución necesario, para que conseguir aquello que te propongas sea más fácil.