Esta mañana han intentado venderme un servicio de un modo que me ha llamado muchísimo la atención.

Y si la aplicas bien, quizá te pueda servir para añadirlo a tus tácticas de venta.


La cuestión es que he recibido un email de mi asesoria indicándome que estaban intentando contactar conmigo para tratar el tema de una normativa que estaba obligado a cumplir, pero que no lo lograban.

Y me dejaba su móvil para que le llamase.

Debo decir que a priori me sonaba raro, porque por regla general no tienen problemas para contactar conmigo.

Pero como es una asesoría bastante grande, y el asunto del email parecía serio, pues he decidido llamar nada más recibir el correo.

Además, me mataba la curiosidad.

Y la conversación con el chico que me ha atendido (el vendedor), ha sido curiosa.

Él – Hola, hemos recibido un email suyo en el que solicitaba información sobre acoso laboral, y quería darle la información que solicitaba
Yo – ¿Acoso laboral? Yo no os he enviado ningún email, y menos sobre ese tema porque actualmente no tengo empleados.
Él – Ah! pues habrá sido una confusión. Pero ya que estoy, como me dice que no tiene empleados, si quiere le puedo explicar cómo funcionan los contratos de…, que bla bla bla…


O sea, que en realidad lo que quería era venderme la opción de que contratase personal en prácticas.

O seguramente, si le hubiera dicho que tengo muchos empleados, habría intentado venderme formación, o cualquier otra cosa. Vete tú a saber.


La verdad es que no dejo de sorprenderme de la imaginación de algunos para vender.

Pero no cabe duda de que llamar mi atención, la han llamado.

Primero por el email, y segundo por la «excusa» para hablar conmigo.


Esto me recuerda a esos casos en los que esperas desesperadamente la llamada de alguien, y le envías un mensaje para decirle que ya vuelves a tener cobertura, porque habías estado un rato offline y no sabías si te había llamado.


En fin, como te decía en el inicio del email, esta táctica bien empleada podría darte muy buenos resultados.

Porque muchas veces no somos capaces de encontrar una excusa razonablemente decente con la que llamar a nuestros clientes para ofrecerles un producto o servicio que no nos estén comprando.

Así que mira a ver si puedes integrarla en tu estrategia de ventas, y ya me contarás qué resultados te ha dado.


Y si necesitas que te ayude a implementarla en el caso concreto de tu empresa, contrata una de mis consultorías y lo trabajamos.
https://negociosperfectos.net/consultoria/ 


Disfruta del día!

Rafa Valero

P.D. – Ahhh, de normativa nada de nada!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *